Skip to main content

En la Iglesia católica, San Judas Tadeo es conocido como el patrón de las causas perdidas y los casos desesperados.

San Judas Tadeo es un símbolo de la elección de la fe cuando todo parece perdido. Es un testimonio de mantenerse firme en la verdad religiosa frente a un mundo siempre incierto y desafiante. Además de ser conocido por esto, es un símbolo de la fe cuando todo parecía perdido. Recemos para que, por su intercesión, Dios venga en nuestra ayuda en estos momentos de gran necesidad. Reza esta oración para pedir ayuda económica urgente.

Oración de ayuda financiera urgente

Apóstol de Cristo y glorioso mártir,

gran intercesor en todos los problemas difíciles.

Hoy me dirijo a ti con gran fe

para pedir tu generosa ayuda

pues estoy afligido y atormentado

por la falta de medios económicos.

Tú que eres mi santo amado

mi bendito patrón y noble protector

acoge mi alma y mi cuerpo, mi mente y mi corazón;

Yo, humildemente, postrado ante ti, te pido

por los Sagrados Corazones de Jesús y María

que me eches una mirada compasiva

y no desprecies mi sentida oración

para que mi confianza no sea en vano.

Tú que, además de un amor singular,

estabas unido con lazos de parentesco a

el Divino Redentor Jesucristo, fuente de todo bien,

y eres una poderosa ayuda para los desesperados.

Ruega por mí, mi santo patrón, mi ayuda

para que, asistido por tu preciosa intercesión,

pueda recibir una pronta y eficaz solución

para mis agobiantes necesidades.

Haz que pueda obtener con urgencia, el dinero necesario

para hacer frente a todos mis gastos, pagos, deudas,

y tener paz mental y tranquilidad.

Haz que, te lo ruego, con la certeza de ser escuchado

que obtenga lo que tanto necesito:

(Pide todo lo que quieras conseguir)

Te honro con especial afecto y devoción,

dame la presencia y la fuerza de Dios.

Protégeme en todas las circunstancias,

que tu ayuda y consuelo no cesen nunca.

Obtén para mí, por la gracia del Señor Jesús, María y José

la liberación, la prosperidad, el trabajo y la salud;

haz que el bienestar se instale en mi hogar.

Como expresión de mi afecto y gratitud,

te prometo que promoveré una auténtica devoción hacia ti

y ya desde este momento,

te agradezco infinitamente todos tus favores.

Que así sea.

CREDO DE LOS APÓSTOLES

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, y en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por el Espíritu Santo, nació de la Virgen María, padeció bajo Poncio Pilato, fue crucificado, murió y fue sepultado; descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; ascendió al cielo, y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso; desde allí vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los Santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne y en la vida eterna. Amén.

NUESTRO PADRE

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros Tu Reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Y perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

SALUDO A MARÍA


Dios te salve María, llena de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, llena de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María, llena de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

LA GLORIA SEA…
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, es ahora y será siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, es ahora y será siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Recita esta oración y las oraciones durante tres días consecutivos.

Leer más

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

One Comment

Leave a Reply